A través de lo sinuoso

Autora: Aida Rebull

Cojamos la maleta y salgamos por la puerta sin pensar en lo que nos dejamos. Vayámonos con lo justo a crear nuestro camino, sin dejar rastro, para que nadie descubra que nos escapamos de este mundo, que no se fija en las recreaciones mundanas. No nos hace falta nada, sólo respirar.

Cojamos el coche incombustible, ese que no se cansa se recorrer los lugares más inhóspitos. Desanudemos el camino tortuoso, hagámoslo todo fácil y sigamos andando, saboreando lo que nos va deparando el aire que nos enreda el pelo por la velocidad.

Deambulemos por la serpiente ondulada de asfalto, entre montañas, al lado del mar, cruzando los edificios, saludando a todo aquel que pase y continuemos hasta que el cuerpo se canse de vivir.

Anuncios

2 Respuestas a “A través de lo sinuoso

    • Ya, en cierta manera, estamos tan enclaustrados en la rutina, que buscamos excusas para salir de ella. Incluso, a veces, hasta nos da miedo

Deja tu granito de arena:

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s